Por qué el precio de la carne tiende al alza

0
2

El Gobierno desplegó a lo largo del último año y medio una serie de herramientas para intentar contener el precio de la carne. Las causas de la suba.

Por qué el precio de la carne tiende al alza

El Gobierno nacional implementó en el último año una serie de herramientas para moderar el impacto de la suba de los valores de la hacienda vacuna pero éstos continúan en ascenso. ¿Cuáles son los motivos?

La luz de alerta se prendió a mediados de semana tras el salto registrado en los precios de la hacienda en pie en el Mercado de Liniers, entre el viernes de la semana pasada y el martes. Entre ambas jornadas, los precios de las principales categorías de consumo tuvieron un salto de entre 10% y 15%.

Por ejemplo, el precio promedio del novillo pasó de $ 208,43 el kilo a $ 221,57, mientras que el novillito creció de $ 214,79 a $ 247,10 y la vaquillona de $ 208,46 a $ 237,13. Este incremento a nivel mayorista puede llegar a traducirse en un aumento de entre 20% y 25% en las carnicerías.

¿Qué factores impulsan los aumentos?

La merma en la oferta de hacienda «gorda» para faena por parte de los feedlots debido a los problemas para reponer animales en los corrales por cuestiones de rentabilidad y encarecimiento de la hacienda, llevaron a que hoy la ocupación de los mismos se ubique por debajo de lo normal (menos del 65%).

La baja de oferta estacional de animales, frente a un aumento de la demanda por fin de año, y cuestiones básicamente referidas a la inflación produjeron un retraso en los valores de la hacienda.

¿Cuáles son las herramientas que desplegó el gobierno para contener el precio?

Alcanzó un acuerdo con el sector exportador para ofrecer en 1.000 bocas de expendio de cadenas de supermercados y cadenas de carnicerías, 6.000 toneladas mensuales de cortes populares a precios accesibles. Este acuerdo, suscripto en su mayoría con el Consorcio de Exportadores de Carne (ABC), seguirá vigente hasta fin de año.

Decidió en mayo cerrar las exportaciones de carne, para después establecer un esquema en el cual sólo se permitía exportar el 50% del volumen mensual respecto del año anterior, y prohibió despachar siete cortes populares hasta fin de año. Así logró que durante cuatro meses consecutivos (de julio a octubre) se produzca una baja acumulada del 3%, y frene las subas que se venían dando de forma constante desde julio de 2020.

El acuerdo alcanzado ayer para congelar los precios de la carne en las grandes cadenas, nucleadas en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) a lo largo del feriado largo.

Déjanos tu comentario